El Gran Continental, Andrea y yo

Ale y Andrea

Mi llegada aquí es gracias a mi hija, Andrea Núñez del Toro, quien es la más animada para estas actividades y  se inicia con el Bicentenario y  mi deseo por acompañarla en ese entonces, porque era menor de edad. Me integré al desfile del Bicentenario, y la verdad fue una experiencia maravillosa. Poco tiempo después salió la convocatoria para El Gran Continental y nos quedamos; después vino la oportunidad de repetir la experiencia con El Gran Continental ¡Otra vez! y aquí estamos.  Al empezar a sentir fluir en mí la música, me doy cuenta que esto era lo que quería hacer junto a mi hija: bailar; y al continuar de los días, me emociona compartir la música y el baile con ella y me pongo a pensar que nos hemos unido más en todos los sentidos. En estos tiempos tan difíciles, en los que la comunicación entre padres e hijos se va perdiendo, en los que los medios electrónicos van distanciando la convivencia familiar, creo que El Gran Continental une familias, une padres con hijos, madres con hijas, abuelas con nietas e incluso hermanos o  hermanas… En fin, esta oportunidad con Andrea no me la perdería por nada, cada vez que ensayamos y nos sale bien, festejamos y compartimos los triunfos; ella me ayuda a corregir mis errores para que toda la coreografía salga bien. Algunas mamás de El Gran Continental, me comentan que:  Martha ramírez

“Es un privilegio, ya que a ellas también les gusta bailar”

Martha Ramírez

las sosapavón

 

 

 

Para Verónica Sosapavón “Bailar con mi hija es compartir la libertad del movimiento yuna inyección de energía”.

Angie

 

 

“También es una forma de conocernos más y conocer nuestros cuerpos y ver el progreso de los mismos”  me platica Angélica Lugo, quien baila con sus dos hijos en esta segunda ocasión y me comenta que  “le gusta compartir y transmitirles a sus hijos que con el baile pueden experimentar muchas cosas, sentimientos y sobre todo, conocer su cuerpo y experimentar con él bailando”.

El hecho de bailar y compartir con Andrea me lleva a confirmar que la danza nos une y a todos y cada uno de los que compartimos este entusiasmo por el baile.

En estos momentos en que algunos jóvenes no encuentran una verdadera pasión;  en que los padres siempre estamos preocupados por el tiempo, el dinero, el trabajo; creo que debemos encontrar “ESO” que nos lleve a entendernos mejor con nuestros hijos, a convivir más con ellos. Durante los trayectos de ida y vuelta al ensayo con Andrea, siempre tenemos el tiempo de platicar, reír, convivir, conocer más sus gustos y compartir la amistad que estamos forjando.

Yo estoy convencida de que este proyecto,  ha hecho que mi relación con ella sea cada vez más fuerte. ¡Gracias Gran Continental!

Alejandra del Toro, 53 años. Voluntaria de El Gran Continental ¡Otra vez!

Anuncios

Un pensamiento en “El Gran Continental, Andrea y yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s