México, el baile, Balderas y el Danzón

Recuerdo con mucha fuerza mi primera semana de preparación para El Gran Continental en la Ciudad de México. Esa es realmente la manera en la que conocí a Mariana Arteaga, ya que ella se encargó de llevarme por toda la ciudad para ver diversos tipos de bailes latinos y “mexicanos”, desde lo tradicional a lo contemporáneo. Yo no podía creer lo vasto que es el panorama del baile en México. Fue un viaje tan apasionante y sólo a través de ese aspecto de la cultura mexicana; hacía que te dieran muchas ganas de bailar. Fue de esta manera, que pude notar que el baile estaba en los genes de lxs mexicanxs.
Aunque  todo lo que vi fue muy inspirador, el desafío para mí, era crear un baile iinspirado en la cultura del mexicano, tratar de capturar la esencia de la danza latina, pero también con un poco de sabor del norte de América.

Entre todos esos maravillosos bailes que vi, hay uno en particular que me encantó: un sábado, Mariana me llevó a ver a la gente bailar en la plaza del Danzón, en la Ciudadela, ahí en Balderas. Al instante me enamoré de este baile por muchas razones: el hecho de que tanta gente se reuniera en un espacio público a bailar algo que me recordaba a una danza de la corte, me remitía a un especie de ritual; era muy diferente a otros bailes latinos, especialmente debido a su lentitud, que es muy amable; la forma que vestía la gente era sin duda un aspecto a notar, y el estilo de la música también; el estar en el centro de la ciudad inmerso en un mundo donde de repente, el tiempo tiene otro valor. Para mí fue mágico. Recuerdo haber pasado mucho tiempo ahí.

SylvanoDespués de esa primera vez, volví muchas veces más ya por mi cuenta,  incluso me encontré a algunos bailarines de El Gran Continental y bailé con ellos en la plaza. La última vez que fui, una mujer vino a mí y literalmente me dio una clase. Supongo que ella podía notar que no estaba muy familiarizado con los pasos, aunque, sin embargo; tenía la posición correcta -por lo menos mi experiencia personal en la danza podía hacer una pequeña diferencia-
Ahora que sé que voy a estar de vuelta en la Ciudad de México pronto, pueden estar seguros de que nuevamente voy a pasar por la plaza de Balderas a ver y tal vez a atreverme a bailar un poco.
Otro gran momento de ese viaje, fue cuando visitamos el Salón de Los Ángeles ¡qué lugar tan hermoso! Buena música y muchas parejas bailando salsa, cumbia y demás. Ahí también hicimos nuestra fiesta de despedida en la primera emisión de este proyecto y ahí es donde los ensayos se están llevando a cabo para la edición de este año. ¡Suerte a todxs!

Estoy ansioso de regresar a estar con lxs voluntarixs, reconocer caras familiares y conocer a lxs nuevxs.

Y como dicen en Kuala Lumpur: Caaaaaaaaaarne al asadoooooor!

Sylvan Émard, coreógrafo de El Gran Continental ¡Otra vez!

Anuncios

Un pensamiento en “México, el baile, Balderas y el Danzón

  1. Muy bonita historia, hay muchos lugares para bailar danzón en la ciudad pero la ciudadela posee ese encanto único de ser de los primeros y suceder en el corazón de esta tan populosa y ajetreada ciudad .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s