Como el alma es al espíritu, así la danza al cuerpo

Soy Edson Alain Almanza Guevara, mexicano, estudiante de geografía  y curiosamente  bailarín. Estos son algunos de los adjetivos más importantes para poder definirme pero quizás el más costoso y valioso sea el último ya que con él he logrado cambiar vidas e ideas no solo la mías,  también  de las  personas más importantes en mi vida: mis padres.

Desde muy chico  me ha encantado sentir  como chocan las ondas la música en mi cuerpo es algo que puede  tenerme  fascinado por horas,  o al menos así era al principio cuando solo el baile era baile, mi padre una persona de carácter fuerte y firme tenía la costumbre de llevar a su hijo por lo menos una vez al mes a ver alguna función de teatro, y Edson tomaba parte en las oportunidades de subir al escenario y no se diga si era para  bailar porque era el primero en brincar hasta allá.  Y quizá fue como empecé mi incursión en la danza, de una manera indirecta. Fue creciendo  mi interés por bailar y yo con él, ya no sólo buscaba que me llevaran a más funciones de teatro si no que éstas fueran  musicales o ya de plano alguna función de danza  para por lo menos visualmente  ser partícipe de esos actos que causaban inquietud en mis pies y brazos.

Llega la preparatoria y mi actitud de artista junto con ella,  es aquí cuando  tropiezo de nuevo con la danza, “taller extra curricular de danza”  ese fue el encabezado del cartel que me animaría   por fin a tomar en forma una clase verdadera de danza y no sólo quedarme de espectador. También aquí es donde comienza el conflicto, mi padre vs Edson: en su expectativa no estaba  incluida la idea de que yo pudiera tomar clases de danza, la prepa era para preparar el camino a la universidad. Solo estudiar,  la única posibilidad de poder  tener alguna actividad extra serían sólo clases de piano o basquetbol.  Yo no era ni soy un chico muy normal, he sido extrovertido, con espíritu de protesta y de mucho dinamismo, cosa que me ayudaría para  desobedecer las ideas de mi papá e inscribirme en los talleres de danza. Edson AlainDespués de mi primer clase de danza ya no importaba saber que me había echado a mi padre como “enemigo”, quien empezaba a complicar mi vida por las tardes a llenarme de trabajo extra en casa, favores absurdos o  sólo no dejarme salir; pero para mí no fue desánimo así que se me ocurrió la una gran locura, inscribirme en el mismo horario de mis clases de danza a básquet, listo ahora no podría impedir que yo saliera por las tardes de mi casa y de algún modo quedaría contento. Pero eso sólo fue para distraer al enemigo por que de ninguna manera  podría dejar de lado las clases de danza, o al menos eso creía yo, nunca pensé en la opción de que él en algún momento desearía ver un partido de básquet en el que yo jugara. Mis nervios se pusieron de punta  al imaginar el gran enojo de mi padre al enterarse que las clases de básquet eran fantasmas. Así que como Sansón me armé de valor y decidí invitarlo pero no a un partido si no a mi clase abierta del taller de danza, no le mencioné detalle alguno de lo que el iría a ver, sólo le di  la fecha y hora para que él llegara.

Y como  era de esperarse al entrar y darse cuenta de mi mentira solo se retiro del salón y yo muy triste tras de él;  el haberlo engañado me ayudó a conseguir el tiempo para poder practicar danza, pero por otro lado me hizo romper la confianza con mi padre. Así que tomaría una difícil decisión  dejar la danza  por un tiempo. Dos largos años sin bailar.

Dos años después llegó la convocatoria de ¡Yo sí! Soy voluntario, eslogan que daría de nuevo una vuelta a mi vida, Gabriel un chico encargado de entrevistar a los voluntarios sería mi primer contacto con el gran evento del “Bicentenario de México”, primero una entrevista, después una audición, hasta llegar a los ensayos; Mariana Arteaga y Tania Solomonoff dos nombres que  no puedo olvidar, coreógrafas de todo el segmento Suave Patria bajo la dirección de Juliana Faesler darían de nuevo luz y vibración a mi vida con los gritos: -¡5, 6, 7, 8!, -¡Garra, garra!,- ¡Siembra, siembra! para que así el segmento A-2 “carnaval” -donde yo estaba-  daría paso a lo que podría ser el cambio de vida para mí y mi padre. Llegó el gran momento a las 18:00 horas del 15 de septiembre del 2010, inicia el desfile y yo sosteniendo con un arnés una gran cabeza de águila, cautivaría por completo la atención de la persona más importante en todo el Paseo de la Reforma: mi papá, – ¡Edsooooon! ¡Edsooooon! gritaba mientras sus ojos se le llenaban de lágrimas y emoción,  al ver que su hijo en verdad hacía lo que quería y que según él lo hacía muy bien, esta fue la batería para empezar y terminar todo ese gran recorrido con gran actitud y orgulloso de que sin pensarlo logré hacerme feliz, a mi padre y a mucha gente.

De ahí partiría de nuevo una buena confianza y una excelente relación, ahora el más interesado en que realice mi pasión por la danza es mi padre,  en este momento  soy un chico universitario, pero mi pasión por la danza es como la de un niño por su juguete preferido.

Poco tiempo después,  recibiría la llamada de  Vicente Aristi, coordinador de voluntarixs, con la sorpresa de volver a reunir el ánimo del voluntariado para crear El Gran Continental de Sylvain Émard, que impulsaría el amor que tengo por la danza, me ayudaría a poder entender  en movimientos el sentir de mis compañeros,  desde los más chicos hasta la admirable Paquita Sevilla, la voluntaria de más edad, comprender que la danza no sólo es para gente estilizada, alta y delgada, que  la danza úne corazones y funde pasiones para formar un espíritu cuándo se sabe sentir y se siente el bailar.

Como el alma es al espíritu así la danza al cuerpo.

              Edson Alain Almanza Guevara, 21 años                                                                Integrante de El Gran Continental ¡Otra vez!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s